Escucha esta nota aquí

Alejandro Sanz no está viviendo sus mejores días. Tras su separación de Raquel Perera, con la que estuvo casado por siete años, se le une un nuevo 'divorcio': su exrepresentante, Rosa Lagarrigue, le reclama más de 9 millones de dólares por un supuesto incumplimiento de contrato.

El miércoles, el cantante de Corazón partío se sentó en el banquillo del juzgado nº 74 de Primera Instancia de Madrid, para enfrentarse a su exmánager después de que los abogados del artista intentasen llegar a un acuerdo por más de 4 millones de dólares sin éxito.

La defensa de su exrepresentante sostiene que el intéprete rompió el acuerdo con dicha sociedad de manera unilateral, conocida también por representar a otros artistas conocidos como Miguel Bosé, Raphael y Malú.

Para Lagarrigue no fue fácil demandar al cantante, según reconoció ella misma, las cosas parecen que están a su favor, pues Alejandro Sanz fue reprendido en varias ocasiones por el juez y sus contestaciones fueron poco concretas en su audiencia.

"No lo sé" , "lo ignoro" o "yo solo soy el artista", fueron sus respuestas ante las preguntas de la parte contraria. Habrá que esperar al fallo del Tribunal, que se espera para septiembre u octubre. 

Para saber

La separación entre Alejandro y Rosa se dio en 2016, año en el que la sociedad recibió un escrito de Alejandro Sanz en el que se anunciaba la ruptura del contrato, que había sido renovado en 2014 hasta 2019.

El primer divorcio

Alejandro debe repartir tres empresas y cuatro casas con su exesposa Raquel Perera. Además, hay una fortuna de más de 28 millones de dólares.  

La pareja se casó en mayo de 2012. Tienen dos hijos: Dylan (8) y Alma (4). 

 

 

Comentarios