Escucha esta nota aquí

A comienzos de agosto Luisito Comunica recibió un mensaje en su canal de YouTube de  parte de un señor, que aseguró jamás haber viajado y que no conocía el mar. El usuario, denominado como Sergio Ramírez, dijo que gracias al influencer él tuvo la oportunidad de conocer sobre otras culturas. El post conmovió al youtuber, que movilizó a sus fans para buscarlo en las redes sociales e invitarlo a viajar. Lamentablemente, nada salió como el mexicano esperaba y un homónimo de Sergio se vio afectado con la situación.

Con los únicos datos de que era un señor aparentemente de 60 años, residente de Cuernavaca, los cibernautas tomaron el reto de encontrarlo. En el rastreo en redes, muchos descubrieron el facebook de otro señor, de Cuernavaca, que cuadraba con el perfil: Sergio Soto Ramírez, de 69 años. Al hombre empezaron a bombardearlo con mensajes que lo invitaban a encontrarse con un "tal Luisito Comunicaciones", porque quería invitarlo a un viaje.

Sergio Soto explicó a la revista Verne que no comprende lo que sucede ya que solo usa las redes sociales para comunicarse con sus hijos y ver fotos de sus nietos. Tampoco sabe quien es el popular mexicano, ni lo que era un youtuber, hasta ahora. “Pensé que el teléfono estaba descompuesto porque no paraba de sonar, recibía unos 200 mensajes al día", explicó Soto, a quien le llegaron más de 4.000 mensajes directos y miles de comentarios en sus publicaciones y fotografías personales.

El acoso al señor llegó a tal punto que le robaron su foto de perfil y crearon cuentas con su cara en Instagram. Otros youtubers también retomaron su fotografía para aprovechar el tema del momento y sumar visitas en sus canales. 

"Ya les he dicho a los que me escriben, esa persona que buscan no soy yo. Les agradezco, pero, por favor déjenme en paz. También les escriben a mis hijos, familiares y conocidos preguntando por mi", agregó y reconoció que resulta muy molesto lo que está viviendo. "Hubo días en que apagaba el celular. Ojalá ya se cansen", dijo.

La búsqueda del hombre misterioso desembocó en el hackeo de la cuenta inicial y esta acabó con más de un millón de seguidores solo por la petición del influencer mexicano. Mientras el furor va pasando en Youtube, a Sergio Soto Ramírez, le siguen llegando mensajes. "Yo ya conozco el mar, así que muchas gracias", aclaró. 

 

 

 

 

Comentarios