Escucha esta nota aquí

Carlos Gustavo de Suecia redujo al mínimo los miembros de la Casa Real. Eso significa que cinco de sus siete nietos ya no serán llamados “altezas reales” y no asumirán tareas institucionales.

Los hijos de los príncipes Carlos Felipe, con Sofía Hellqvist, y los de la princesa Magdalena, con Christopher O’Neill, conservarán sus títulos de duques y duquesas, pero no recibirán dinero del estado. Cuando crezcan no tendrán restricciones para trabajar en lo que gusten.

No sucede lo mismo con los hijos de la princesa heredera Victoria y de su esposo Daniel, que siguen siendo parte de la Casa Real europea.


La princesa. Magdalena, Christopher O’Neill y sus hijos Adriana (1), Leonor (5) y Nicolás (4).

El príncipe. Carlos Felipe, Sofía de Suecia, Gabriel (2) y Alejandro (3)