Escucha esta nota aquí

El rey Maha Vajiralongkorn convirtió a su amante en una consorte real frente a su esposa. De esta manera, la monarquía moderna del país admitió públicamente la poligamia. Esta posición para Sineenat Wongvajirapakdi, de 34 años, se hizo oficial en la ceremonia del 67 cumpleaños del monarca, con la reina Suthida sentada a su lado.

Maha Vajiralongkorn vertió agua sobre la cabeza de Sineenat para ungirla oficialmente como concubina. El servicio fue televisado.

Sineenat, que es general mayor, también recibió cuatro medallas, como "la orden más noble de la corona de Tailandia" y "la orden más exaltada del elefante blanco, clase especial", además de ser elogiada como oficial superior del rey, perteneciente a su equipo de guardaespaldas. Antes fue enfermera en el hospital militar Ananda Mahidol. El anuncio de la consorte real no fue objeto de críticas en Tailandia, ya que según las leyes, quienes ofenden a la corona en ese país pueden pasar hasta 15 años en prisión.

La noticia llega menos de tres meses después de que el rey se casara con Suthida Vajiralongkorn, que había sido azafata de Thai Airways. La ceremonia se celebró tres días antes de que el rey Maha Vajiralongkorn fuera proclamado Rama X. La Casa Real del país asiático anunció que el monarca estrenaba consorte: Suthida Tidjai, jefa adjunta de su cuerpo de guardaespaldas y ahora su cuarta esposa, se convertía en la reina tailandesa. "Su Majestad y la general Suthida Vajiralongkorn Na Ayudhya están casados oficialmente según la ley y la tradición", subraya el anuncio publicado en la Gaceta Real de Tailandia este miércoles, especificando que el rey Rama X nombró a su esposa "reina Suthida".

Maha Vajiralongkorn se convirtió en rey en mayo, aunque su padre Bhumibol falleció tres años antes. Rama X, prácticamente un desconocido hasta 2016 debido en parte a sus largos periodos en el extranjero, apuntó hacia un mayor despotismo y concentración de poder que su predecesor. Quizá una imagen especialmente simbólica de su poder fue la de su esposa completamente postrada ante él el día que se dio a conocer el matrimonio.

Se trata de un ritual centenario: los reyes tailandeses tienen, según la tradición, condición divina y, por tanto, es necesario mostrarles completa subyugación. El rito de la postración fue abolido en 1873 por el rey Chulalongkorn, que lo consideraba "excesivamente humillante". Bhumibol, que comenzó su reinado en una época de fragilidad para la monarquía, lo reimpuso y hoy en día se practica como un gesto de respeto hacia el soberano. Su concubina también se postró ante él al recibir su título.

Comentarios