Escucha esta nota aquí

CARLY BANEGAS. FOTO PRINCIPAL

Esa sonrisa radiante. Esa voz neutral. Esa imparcialidad al presentar las notas. Esa experiencia de 30 años en los medios. Todo, en una sola mujer: Sissi Añez. Ella es el rostro de las noticias de EL DEBER para este domingo de elecciones presidenciales en Bolivia.

¿Qué fue de Sissi?

Se recostó en la arena. Miró y sus ojos se perdieron en el mar. Ahí, en Puerto Vallarta, su piel se bronceó con el sol y su alma encontró la paz. Eran vacaciones exprés, pero necesarias. Dejó el edén mexicano y ni bien pisó suelo boliviano la contactaron del Grupo Multimedia EL DEBER. Era momento de volver.

Sissi estuvo alejada de las pantallas durante cinco años y en este último tiempo estuvo a cargo de la Comunicación Corporativa en Farmacorp. Pero, en realidad, nunca se fue de los medios. “El periodismo es una forma de vida”, agrega. Siempre se mantuvo informada. Repasa diarios digitales del mundo y ese idilio con la Comunicación la tiene ‘enchufada’ con la globalización. Es por eso que Sissi se animó a darle el ‘sí, quiero’ a EL DEBER cuando se le propuso ser el rostro más visible del streaming.

Sissi, siempre Sissi

Comenzó a los 12 años en la televisión cuando todo era analógico, ahora su profesionalismo la ha llevado a sentir la magia digital. Sissi es una ‘navegadora’ total. Es activa en Facebook, Twitter e Instagram. Mira Las chicas del cable, Velvet y Coisa Mais Linda en Netflix. Alguna vez curioseó Amazon y usa dinero digital, pero reconoce que le cuesta comprar en línea, porque le gusta probarse las cosas.

Sigue optando por un outfit clásico. Es su sello. Mantiene un matrimonio con los cortes elegantes, eso sí, sin nada de exageraciones. En su clóset hay una variedad de vestidos, jeans, faldas, camisas y por supuesto zapatos. Nada de muchas joyas, carteras u otros accesorios, pero sí relojes. Tiene un gusto especial por ellos.

La mujer que huele a Carolina Herrera o Dolce & Gabbana no le confía su éxito a estos perfumes. “No hay fórmulas para nada, no existe. Somos seres humanos en constante construcción, que aprendemos todos los días algo nuevo”, detalla. “No soy una mujer de grandes cambios en mi aspecto físico”, indica y se refiere a que continuará con su maquillaje natural y su cabellera suelta.

Escucha música en Spotify y en YouTube. Sigue a Boca y al Real Madrid. Y ¡claro! chatea por WhatsApp. Ella y EL DEBER, el medio más influyente de Bolivia, marcarán un hito histórico en las comunicaciones cuando este domingo se lance el streaming en todas las plataformas digitales. Será un retorno por la puerta grande.