Escucha esta nota aquí

Miley Cyrus y Liam Hemsworth anunciaron su divorcio hace una semana y desde entonces una guerra mediática estalló. Rumores y comentarios de sus allegados van 'aclarando' las supuestas razones de la ruptura de la popular pareja, tras menos de ocho meses de matrimonio.

Los amigos de la cantante aseguraron a la prensa que los problemas del actor con la bebida y las drogas causaron la separación, mientras que los del intérprete sostienen que estas acusaciones tienen el único propósito de desviar la atención de la infidelidad por parte de ella. Y es que, apenas un día después de anunciar el fin de su matrimonio, salieron a la luz unas fotos de la cantante besándose con Kaitlynn Carter, expareja de Brody Jenner.

"Todavía estaban casados y realmente se amaban. Ella es inmadura y siempre lo ha sido. Liam es una de las personas más amables y gentiles que existen. Que sea salvaje o borracho es absolutamente ridículo", dijo una fuente a TMZ.

Ahora todo apunta a que la situación podría volverse aún más tensa porque, en pleno ojo del huracán, el nuevo sencillo de la ex Hanna Montana, no pasó desapercibido. "Sigue adelante, ya no tenemos diecisiete y yo no soy quien solía ser. Dices que todo cambió, tienes razón, ahora hemos crecido", reza la letra del tema, en referencia a la edad que tenía Miley cuando se conocieron, en el rodaje de La última canción.

"Érase una vez, estaba hecho para nosotros. Me desperté un día, se había convertido en polvo. Amor, nos encontramos pero ahora nos perdimos. Quiero mi casa en las montañas. No quiero el whiskey y las pastillas", continúa, en la que parece una alusión directa a los motivos que, según su entorno, habrían acabado con su relación.

Comentarios