Escucha esta nota aquí

Los talleres franceses de Yves Saint Laurent y Balenciaga fabricarán barbijos contra el coronavirus para ayudar a la actual escasez de ese producto en Francia. Esta información fue dada este domingo por Kering, el grupo al que pertenecen ambas marcas.​

Las dos casas de moda están preparadas para comenzar su elaboración dentro del "respeto a las medidas de protección sanitaria más estrictas", en cuanto a que los procedimientos y materiales sean homologados por las autoridades competentes.

Kering no precisó la cantidad que va a fabricarse pero, indicó que, de forma paralela, entregará en los próximos días a los servicios sanitarios franceses tres millones de mascarillas quirúrgicas compradas e importadas de China.

El esfuerzo de Kering se suma al de otro gran grupo del lujo francés, LVMH, que empezó a elaborar gel hidroalcohólico en grandes cantidades y ha ofrecido al Gobierno una primera entrega de 10 millones de mascarillas, valorada en cinco millones de euros.

Kering y sus diferentes empresas ya hicieron una donación en Italia a cuatro grandes fundaciones hospitalarias en Lombardía, Venecia, Toscana y el Lacio.​​

Ahora contribuirá financieramente con el Instituto Francés de Investigación Pasteur, con una cifra sin precisar.

Francia registró 674 muertes por coronavirus y 16.018 casos confirmados. De ellos un 30 % tiene menos de 65 años y 1.746 están graves.

Comentarios