Escucha esta nota aquí

“Mi madre es mi bastón, es la persona que me apoya, me acompaña y está a mi lado en las buenas y  malas. A pesar de la distancia (ahora vive en España) siento su presencia.

No me dirige ni me frena, hace que el camino por el que transito sea el mejor y el más liviano. En un bálsamo en mi vida, me tranquiliza y me da serenidad. Me hace ver que todos los problemas tienen solución. Es tan noble que me enseña y se deja enseñar. Sigo sus pasos y le pido a Dios que la proteja y que sea muy feliz”, dice la estilista. 

Comentarios