Escucha esta nota aquí

En las redes se ve (aunque parezca increíble) que las modelos logran recuperar rápidamente sus figuras luego de ser mamás, pero muy pocas veces llegan a verse mejor que antes o ¡mejor que nunca! Ese es el caso de Bruna Azevedo, la esposa del defensor de Sport Boys, que tuvo a su segunda hija hace un año y hoy presume un cuerpazo que te deja sin aliento.

La brasileña confiesa que es una cuestión de disciplina, tanto en la alimentación como en la actividad física: "Tengo una rutina pesada que comienza muy temprano. Consumo jugos hipercalóricos, zumos de frutas y almuerzo con muchas proteínas y algunos carbohidratos. Entreno 40 minutos sin pausas enfocándome en mis músculos y una vez por semana practico pole dance". 

Bruna aplica sus estudios en Medicina en ella y en su familia, también quiere especializarse en Nutrición Deportiva. Además, es una fanática de la vida saludable.

A pesar de verse tan bien y de ser tentada constantemente, no le interesa el modelaje, aunque aclara que es por el momento.

Comentarios