Escucha esta nota aquí

Cuando empezó la pandemia, Gierhard Rempel trabajaba como maestro de primaria en una escuela rural. La suspensión de las clases le dejó mucho tiempo libre y así descubrió TikTok y empezó a compartir videos, primero de retos virales y luego respondiendo preguntas de seguidores. "¿Acaso los menonitas no tienen prohibido usar celulares?", la más recurrente.

Con su espontaneidad y simpatía gerardo.menonita -tradujo su nombre el español para usarlo en su perfil- fue ganando seguidores y hoy su comunidad se acerca a los 228 mil suscriptores y sus videos han alcanzado hasta el millón de vistas.  

Gerardo tiene 19 años, es el menor de 12 hermanos que nacieron en Santa Cruz y actualmente vive en Ascensión de Guarayos, donde trabaja con maquinaria agrícola en el campo

En algunos de sus videos muestra sus cultivos de soya, los únicos momentos en los que cambia la ropa de moda por la de trabajo.


Y es que siempre explica que existen dos tipos de menonitas: los tradicionales y los modernos o "rebeldes", él, obviamente, pertenece al segundo grupo.

"No soy menonita por religión, sino por cultura. Menonita no solo es una religión, sino una cultura basada en una religión", aclara a EL DEBER.

Como parte de la "rebelión menonita", cuenta que él tiene acceso a la tecnología y a las redes sociales y usa ropa diferente, entre otras cuestiones que ya son permitidas en una comunidad cada vez más grande y moderna. Sobre los tradicionales, recuerda que estos "llevan overol, conducen carruajes con caballos, no tienen tractores a llantas, sino con ruedas de fierro, y no pueden usar teléfonos ni redes sociales".


Orgulloso comparte que domina el alemán y el plautdietsch, el idioma de su comunidad, y también habla español y está aprendiendo inglés.

El tema cultural no le permitió terminar el colegio, solo cursó la primaria, pero Gerardo se trazó la meta de retomar los estudios.

"Aún no me rindo, quiero estudiar y tener el título de bachiller. Lo lograré", asegura.  


Próxima parada: Santa Cruz de la Sierra 

Gracias a su popularidad, el tiktoker menonita incursionó en el modelaje, ayudado por sus 1.88 metros de estatura y su naturalidad frente a las cámaras.

Este mes, Gerardo se mudará a la ciudad para meterse de lleno en el modelaje y el marketing. Desde la capital, seguirá compartiendo sus pasos con su comunidad, a la que trata de inspirar con su historia.

@gerardo.menonita Ig: gerardo.menonita 🥰❤️‍🔥🇧🇴#bolivia #gerardomenonita #santacruzbolivia ♬ Numero 1 - Oscu & Nobeat

Comentarios