Escucha esta nota aquí

Hermès imaginó un "nuevo dandi" a través de su colección de ropa de hombre presentada el sábado en París, que incluye trajes informales, zapatos brillantes y mucho colorido.

El desfile se llevó a cabo en el Mobiliario Nacional y tuvo, como fondo, los tapices que se conservan en este establecimiento, proyectados en unas enormes pantallas. De nuevo, la decoración corrió a cargo del director Cyril Teste, que trabaja con la casa de lujo francesa desde la pandemia de covid-19.

Entre la artesanía antigua y la era digital, los modelos avanzaron por la pasarela.

Los colores de los atuendos -verde, azul escarchado, rosa pálido, amarillo mezclado con marrón, turba y antracita- "dialogan" con los motivos de los tapices.

Los fulares se llevan en tonos verde y violeta o rojo y amarillo, y adornan trajes grises, acompañados de botines lacados color bronce.

"La idea es la de un 'dandi moderno'. Después de la pandemia, todo el mundo quiere salir, conocer gente, ser atractivo y sexy", declaró Véronique Nichanian, directora artística de las colecciones masculinas de Hermes.

Los pantalones de vestuario son más anchos y las chaquetas, alargadas; una nueva silueta para "dar ganas" de cambiar el "sportswear", mientras que los trajes, de estilo informal, dan un aspecto "sexy", explicó la estilista a la AFP.

En la entrada, se distribuyeron mascarillas FFP2 a todos los invitados. No hubo champán, pero, aún así, "hacer un desfile presencial [fue] un verdadero placer", señaló Véronique Nichanian.

"Durante la pandemia, conocí y trabajé con Cyril Teste, un director maravilloso. Esta colaboración permite mezclar lo virtual y la forma de desplazarse más clásica. Da nuevos formatos y permite nuevas expresiones", dijo.

Comentarios