Escucha esta nota aquí

La canción La Batea, de Big Yamo, se oía de fondo mientras ellos bajaban sonrientes de una limosina. Luego hicieron su ingreso como grandes estrellas, caminando sobre una alfombra roja, encandilados por los flashes y los aplausos.

Eran los adolescentes de la escuela intrahospitalaria del Oncológico, que se aprestaban a participar del festejo anual que organizan los voluntarios del lugar para felicitar a los adolescentes que cumplen 15 años.

La fiesta se realizó en el salón de eventos Pal Gusto, que se llenó de luces para acoger a los 30 jóvenes. Todos ellos llegaron muy pintudos al festejo que incluyó baile y churrasco.

Posando. Los varones fueron los primeros en llegar a su fiesta
Lindas guerreras. Las mujercitas lucieron sus mejores galas