Escucha esta nota aquí

Sonriente y con buen aspecto físico, así llegó Iñaki Urdangarin al centro de la Comunidad de Madrid donde realizará un voluntariado. Son las primeras imágenes del ex duque de Palma tras un año y tres meses en prisión.

El marido de la infanta Cristina de Borbón entró en el centro social, este jueves, vestido con camisa y portando una bolsa, y aunque no dio declaraciones, sí se dirigió a las cámaras y saludó.

Ahí recibió el kit del voluntariado -una camiseta y una identificación para moverse libremente por el centro- y se le asignó un compañero.

El ex duque de Palma terminó su jornada en el centro de voluntariado y regresó a la prisión. A la salida también saludó a la prensa, aunque de nuevo evitó hacer declaraciones.

Su labor en el centro

Según explicó el director del centro, Francisco Sánchez, será tratado como cualquier otro voluntario, aunque como anécdota contó que un interno ya lo llama el "guapo alto".

El cuñado del rey de España Felipe VI  estará en la unidad de movilidad, sicomotricidad y fisioterapia dando apoyo a los profesionales del centro y su jornada será de entre cinco y seis horas.

El permiso concedido por el juez es de ocho horas, dos días a la semana. 

Si su mujer, la infanta Cristina, quisiera realizar voluntariado en el mismo centro, "podría estar", dijo Sánchez, que insiste en que su trato no será diferente al del resto y que de hecho compartirá el comedor con el resto de trabajadores.

Urdangarin ingresó en la cárcel el 18 de junio de 2018 para cumplir una condena de 5 años y 10 meses de prisión por el caso Noós, en el que se lo acusa de prevaricación continuada y malversación, tráfico de influencias, fraude a la Administración y dos delitos fiscales.

 

Comentarios