Escucha esta nota aquí

Mujeres de 80 países competían este domingo por la corona de Miss Universo en la ciudad israelí de Eilat, que ignoraron los llamados al boicot para apoyar la causa palestina.

La 70º edición del concurso anual, que se celebra por primera vez en Israel, debe tener en cuenta la pandemia de coronavirus, y especialmente la emergencia de la variante ómicron.

Entre las participantes figuran Miss Marruecos, Kaouthar Benhalima, y Miss Baréin, Manar Nadeem Deyani, cuyos países normalizaron sus relaciones con Israel el año pasado.

El ministerio sudafricano de Deportes, Cultura y Artes había exhortado a su candidata a no ir a Eilat, argumentando "las atrocidades cometidas por Israel contra los palestinos".

Pese a esos llamados, Lalela Mswane viajó a la ciudad balnearia del mar Rojo, donde se celebra la ceremonia.

- "Complicidad" -

Organizaciones palestinas también llamaron a las candidatas a no participar en el evento.

"Exhortamos a todas las participantes a retirarse, para evitar cualquier complicidad con el régimen de apartheid de Israel y su violación de los derechos humanos de los palestinos", pidió la Campaña palestina para el boicot académico y cultural de Israel.

En una entrevista dada a la AFP en Jerusalén en noviembre, la Miss Universo que ostenta el título actualmente, Andrea Meza, de México, afirmó que el concurso debería llevarse a cabo por fuera de la política.

"Miss Universo no es un movimiento político, ni religioso"
, declaró.

Indonesia y Malasia, países que no tienen relaciones diplomáticas con Israel, no enviaron candidatas, pero adujeron dificultades ligadas a la pandemia.

Los Emiratos árabes unidos -que también normalizaron sus relaciones con Israel y donde el Primer ministro Naftali Bennett llegó el domingo para una visita histórica, tampoco enviaron candidata "por problemas de tiempo" durante su selección de su Miss nacional.

- Críticas -
Las participantes llegaron a Israel a fines del mes pasado y desde entonces visitaron sitios, recibiendo críticas por su falta de sensibilidad cultural.

Durante una visita a la ciudad de Rahat, llevaban faldas con bordados palestinos tradicionales y enrollaron hojas de vid.

Miss Filipinas Beatrice Luigi Gomez dijo por tweet que fue una "jornada en la vida de un beduino".

En Israel, los beduinos, pueblo tradicionalmente nómada, pertenecen a la comunidad de los palestinos ciudadanos del Estado hebreo, que se queja desde hace tiempo de discriminación por parte de las autoridades israelíes en materia de vivienda y educación.

"El colonialismo, el racismo, la apropiación cultural, el patriarcado, el 'whitewashing', todo en un mismo lugar", dijo en tweet Ines Abdel Razek del grupo de defensa del Instituto palestino de diplomacia pública.

Las participantes en el concurso deben tener entre 18 y 28 años.

Según cálculos de los organizadores, la ceremonia de coronamiento será vista por 600 millones de telespectadores en 172 países.

 

Comentarios