Escucha esta nota aquí

Tuvieron que pasar seis años para que la boxeadora boliviana Jennifer Salinas vuelva a hablar con su padre y lo perdone por no haberla apoyado cuando denunció que había sido abusada sexualmente cuando era solo una niña. 'The Bolivian Queen' contó en su cuenta personal de Facebook que la experiencia la hizo superar su "mayor trauma" y le trajo paz a su vida. 

"Lo miré a los ojos y le dije: 'papi me violaron cuando yo era niña y necesito que me mires a los ojos y me digas la verdad, ¿me crees o no?. Él respondió: 'no quise creerlo todo este tiempo, pero ahora después de escucharte te creo y lo siento tanto hija'. Fue un momento único, necesitaba escuchar eso. Esta mañana desperté pensando en lo que pasó ayer y sentí paz", dice el mensaje que acompaña una foto de Salinas, en la que se la ve sonriendo junto a su padre.

Salinas también contó que su padre fue intervenido por una lesión en la cabeza hace un par de meses y que ni esa situación generó un acercamiento. "Ahora es un hombre diferente", agregó. 

El post obtuvo más de cinco mil likes y 500 comentarios de sus seguidores que aplaudieron este emotivo momento familiar.