Escucha esta nota aquí

Más rubia, más serena y con más curvas que antaño, así se mostró la modelo británica Kate Moss en la gala de amfAR de San Pablo (Brasil). 

Moss, que ejerció de maestra de ceremonias del evento, organizado por esta ONG que capta recursos para la investigación de la cura del Sida, vistió un modelo de terciopelo negro de Escada que revelaba que su figura es la de una mujer madura, orgullosa de unos kilos que en los momentos álgidos de su carrera la habrían dejado fuera.

A lo mejor algo tiene también que ver que, como manifestó a la revista Vogue, hacer ejercicio no es una de las actividades en las que se encuentra más cómoda. 

Tags

Comentarios