Escucha esta nota aquí

Se hizo famosa cuando en 1997 protagonizó el multipremiado filme Titanic y luego por otros como Insurgente y Divergente, y desde entonces lleva una vida privada discreta, alejada de los escándalos muy comunes en el ambiente artístico. Sin embargo, la actriz británica Kate Winlest (45) se encuentra en medio de una polémica, al acusar a Hollywood de homofóbico, de discriminar a los gays y tratar de ocultarlos, según expresó en una entrevista que concedió al diario The Times.

"No puedo decir el número de actores jóvenes que conozco, algunos bien conocidos y otros que empiezan en este trabajo, ni decir quiénes son, que están aterrados de que su elección sexual sea revelada, para luego ser marginados y quedarse sin trabajo", manifestó la artista.



Dijo que hay muchos actores gays, tanto hombres como mujeres, que forman parte de Hollywood, que ocultan su preferencia sexual y que llevan una vida falsa, por lo que obviamente no son felices. 

Cree que esta situación es terrible, porque no se puede juzgar a una persona por ser gay o heterosexual. "Un ser humano vale por lo que es, por lo que lleva adentro de su ser, por el talento que tiene y por el esfuerzo que le pone a todo lo que hace", comentó.

Según la actriz, en Hollywood, la mayoría de los productores y directores saben qué actores son homosexuales o bisexuales, y cuando se tiene que escoger a alguien para interpretar a un galán o un padre de familia, ellos son apartados de la selección por más que sean talentosos, pues tienen temor de que su preferencia sexual se divulgue y perjudique la popularidad de la película.



Winslet indicó que el colectivo LGBT necesita un movimiento similar al de #MeToo, que salió a la luz pública hace unos años en EEUU al revelarse los acosos sexuales contra las actrices. Y así defender a los actores que son víctimas de discriminación por su preferencia sexual, informa el diario El País.

A pesar de las presiones a favor de más diversidad en los premios cinematográficos, en los que predominan actores y directores blancos, poco se debate sobre la representación de personalidades homosexuales, opinó la ganadora del Óscar.



"Vivimos en una cultura de señalar con el dedo y por ello muchas personas, muchos artistas, tienen miedo de mostrarse como son", comentó.

Comentarios