Escucha esta nota aquí

La pareja más mediática de EEUU, Kim Kardashian y el rapero Kanye West decidieron utilizar su último embrión congelado y dar un nuevo hermano a sus 3 hijos, North de 5 años, Saint de 2 años y Chicago, de siete meses.

Solo siete meses después del nacimiento de Chicago, el matrimonio quiere ampliar la familia y ya busca un vientre de alquiler, ya que la última mujer que les ayudó a engendrar a su hija, está embarazada para otra familia y no puede.

La información conseguida por una fuente cercana a la familia Kardashian, fue publicada por US Weekly. "Todavía les queda un embrión", reveló la fuente y agregó que se trata de un varón.

Como ya explicó la propia Kim en su reality, Keeping Up With the Kardashians, los médicos de la familia le tienen prohibido volver a quedar embarazada por los problemas de salud y complicaciones sufridos con sus dos hijos mayores.

Pero estos problemas no han frenado a la pareja, que ya planeó la fecha para implantar el embrión. Si todo va como tienen previsto, quieren hacerlo para finales de año. De este modo, en octubre de 2019, los West-Kardashian serán más consiguiendo el sueño de Kim, de tener una familia numerosa como en la que ella se crió. 

Comentarios