Escucha esta nota aquí

La duquesa de Cambridge trabajó hace un mes como voluntaria en el hospital Kingston, al cual hace poco hizo una videollamada que tuvo un momento muy especial para unos padres: Rebecca y a John.

Estos felices padres presentaron a su pequeño Max a la duquesa. Para Kate ese fue un momento muy emotivo, ya que el pasado mes de noviembre trabajó durante unos días en la maternidad de este centro sanitario, situado al sur de Londres.

Durante la videllamada, la duquesa de Cambridge también conversó con sus antiguos compañeros del hospital, que ahora se enfrentan a la amenaza de la pandemia. 

Mira aquí la videollamada: