Escucha esta nota aquí

Se fue de Santa Cruz ni bien terminó el Carnaval. Y desde que pisó el suelo del ‘viejo continente’ no ha parado de pasear por sus lugares emblemáticos llenos de historia. Primero estuvo en Madrid. Allí compartió con unas 1.000 personas distribuidas en 40 comparsas. Esa noche, nombraron reina a Carolina Escóbar y la agrupación coronadora fue Cambas Fallutis. La acompañaron su novio Sebastián Gonzales y su madre Carmen Arteaga.

En la capital española los bolivianos la llevaron a comer salteña, paella, tapas, patasca y sopa de plátano verde. Después se fue a París. Ahí conoció la torre Eiffel, el Arco de Triunfo, el Museo del Louvre, la Catedral de Notre Dame y la Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre.

Hoy, Romy viajará a Barcelona y el domingo estará en Murcia. Retornará el miércoles.



Comentarios