Escucha esta nota aquí

La tercera ola del Covid-19 obligó a la implementación de restricciones para frenar los contagios del virus y, nuevamente, varios sectores entraron en emergencia. Los artistas son uno de ellos, que ante la suspensión de eventos por los horarios y la aglomeración de personas, han quedado sin su principal fuente laboral y se tienen que abrir a nuevos rubros para resistir.

Tal es el caso de la cantante Sonia Barrientos, que desde hace algunas semanas emprendió la preparación y venta de salsas y escabeche y recién aumentó empanadas y majao batido (solo para mediodía de jueves) al menú.

Su voz, pasando por temas orientales hasta los contemporáneos, era infaltable en reuniones de fraternidades, eventos de comparsas, cumpleaños y festivales masivos. También siempre estuvo firme ante cualquier pedido de ayuda para amenizar alguna kermés solidaria.

"Los escenarios están cerrados y en épocas difíciles debemos reinventarnos, aún en un rubro que nada tiene que ver con lo que hacemos, pero Dios nos da la salud y con ello la oportunidad de luchar por seguir en esta bella vida. Soy orgullosa de generar ingresos dignamente", escribió la artista, que en enero de 2021 venció al Covid-19.

Asimismo, fiel a su espíritu sensible y colaborador, invitó a sus seguidores a apoyar a los emprendedores "que siguen luchando por lograr sus sueños y no se rinden, por sacar adelante a sus hijos, su familia o simplemente a él mismo con un trabajo digno". 

Comentarios