Escucha esta nota aquí

El mundo del K-Pop suma un nuevo capítulo negro protagonizado por una de sus grandes estrellas, Choi Jong Soon. El artista acaba de ser condenado a un año de cárcel acusado de violación, de distribución de pornografía y de intento de soborno a la autoridad, aunque finalmente no entrará a prisión y cumplirá una pena de libertad vigilada y 80 horas de asistencia a un programa de rehabilitación por violencia sexual.

Los hechos ocurrieron en 2016 y Choi Jong Soon se acompañaba de otro cantante del género llamado Jung Joon Young. La acusación pidió para ellos cinco años de cárcel por violar a mujeres que estaban bebidas y que no tenían capaz de resistencia, además de grabarlo en video y difundirlo en chats con sus amigos.

Finalmente, la Corte del Distrito Central de Seúl condenó a Choi Jong Soon, de 31 años, a un año de cárcel que omitirá a cambio de libertad vigilada y de 80 horas de asistencia a un programa de rehabilitación por violencia sexual.

“Bajo sus cargos de filmar el cuerpo desnudo de una mujer, ofrecer la grabación a otras personas y distribuir material pornográfico, difundió rápida y fácilmente un video que podría distorsionar una conciencia sexual sólida, por lo que el daño social es grande”, explica el documento oficial sobre la conducta de la estrella de K-Pop. 

Pero eso no es todo. Y es que el artista de K-Pop intentó evitar ser multado por conducir bebido ofreciendo al policía -que lo detuvo- dos millones de wons (más de 1.000 dólares). Por ello, también fue sentenciado por intento de soborno: “Choi Jong Hoon expresó su intención de ofrecer un soborno a un funcionario público para su beneficio personal, tratando de dañar la justicia con respecto al control de conducir ebrio y la confianza en la sociedad”.

Mientras Jung Joon Young admitió en un primer momento los cargos de grabar en secreto y distribuir videos sexuales y negó la acusación por violación, Choi negó todas las acusaciones que se le imputaban. No obstante, el juez consideró que ambos participaron en el acto: “Estaban borrachas y no tenían capacidad de resistirse, las filmaron desnudas y manteniendo sexo, y luego lo distribuyeron en un chat grupal. No podemos imaginar el dolor que deben haber sentido las víctimas al descubrirlo”.

Y, además, añadió: “Jung argumentó que su acto sexual fue consentido de mutuo acuerdo mientras que Choi negó haber tenido sexo con las víctimas. Pero, Jung confesó que tuvo sexo con ellos junto con Choi y su confesión también fue probada por sus chats en Kakao Talk. Puede reconocerse que violaron a las chicas conjuntamente”.

Comentarios