Escucha esta nota aquí

La batalla judicial entre los actores Johnny Depp y Amber Heard suma un nuevo capítulo. Tras un matrimonio, que apenas duró 15 meses, Heard, de 33 años, pidió el divorcio al actor, de 56, en mayo de 2016.

A partir de entonces comenzó una guerra mediática que, tres años después, no parece tener fin. Ahora, en plena celebración del juicio por difamación a causa de una demanda interpuesta por Depp, en la que reclamaba a la actriz más de 45 millones de dólares, el actor mostró una fotografía en la que aparece en un hospital con quemaduras y ensangrentado tras una supuesta pelea con Heard, según informó el portal The Blast. 

El actor señaló que la discusión sucedió en marzo de 2015 en Australia y que comenzó después de que la actriz hablara con sus abogados acerca de su "intención de entrar en un acuerdo posnupcial", según los documentos judiciales obtenidos por The Blast.

Los documentos también indican que Depp trató de eludir la pelea marchándose al bar de abajo de su casa, pero ella le siguió "gritándole de forma abusiva". En el local Depp "pidió un vodka y se lo estaba bebiendo" cuando Heard le arrojó una botella y falló. Pero cuando se estaba tomando otra bebida le lanzó una segunda que le provocó un corte en el dedo. "Después, la señora Heard apagó un cigarrillo en su mejilla derecha", especifica el documento publicado por este portal.

Amber Heard no tardó en salir al paso de esta nueva acusación de Johnny Depp contra ella y negarla a través de su abogado Eric George. Dijo: "Esta afirmación es absurda, ofensiva y categóricamente falsa. Esta fotografía no prueba nada, aparte del hecho de que Johnny Depp está desesperado por lanzar cualquier tipo de acusación extravagante para desviar la atención del abuso psicológico, físico y contínuo que cometió sobre Amber Heard".

Para saber

Depp puso dos demandas en contra de Amber. La primera contra su exmujer por difamación a raíz de un artículo que publicó ella en el que aseguraba que había sido víctima de abusos. La segunda por la misma acusación, pero esta vez contra News Group Newspapers Limited, la empresa propietaria del diario británico The Sun y contra uno de sus columnistas, Dan Wootton.

 

Comentarios