Escucha esta nota aquí

A la cantante cruceña Vanessa Áñez no le tembló el pulso para darle una lección a su hijo menor ante una acción que podría verse graciosa, pero, como ella misma asegura, "puede convertirse en una mala maña".

Resulta que la familia fue a cenar a un restaurante local y, al retirarse y en camino a casa, el menor contó que se había guardado una cucharilla. Vanesa dio medio vuelta y mandó a su hijo a que devuelva en persona el cubierto. Además, lo expuso en sus redes para que la lección vaya para todos, padres e hijos. 

"Habíamos salido del restaurante y estábamos volviendo a la casa, y nos dice que se había traído una cucharilla, así que está entrando a devolver la cucharilla. ¡Que pase vergüenza!", dice la vocalista de Poker, mientras su hijo acompañado por su hermano, ingresa al local.

A su regreso, molesta, la artista advirtió al niño que si repite su hazaña, nuevamente devolverá lo que se lleve y, además, se quedará a lavar los platos. 

"¡Pa' que aprenda. Para algunos puede ser un chiste, pero si no lo agarramos a tiempo, puede convertirse en una mala maña. La enseñanza viene de la casa", escribió en FB la intérprete, que es madre de dos niños.


Comentarios