Escucha esta nota aquí

Aunque de muy lejano origen, en el centro de las culturas orientales y la medicina tradicional. Hoy, la maderoterapia es parte de las tendencias en nuestra región, es una técnica que ha logrado romper con todo tipo de paradigmas. Es utilizada en el área de la estética, para tratar la parálisis facial y, ahora también, como terapia pos Covid-19.

La especialista Nidia Subirana explica la importancia de tratar diversos puntos del cuerpo, uno de ellos la cabeza y en específico el rostro, que es el punto de recepción o entrada de energía a todo el cuerpo, sin olvidar que alberga a uno de los órganos vitales. “No nos quedemos en la tristeza de ver hacia atrás, miremos con optimismo esta época que nos convoca a darnos un abrazo fuerte de recuentro con nosotros mismos para transmitir a los demás todo lo que logramos equilibrar y sanar a través de una terapia o sesión profunda de relajación física y mental con la maderoterapia. Este es el tiempo.

Desde ahí, podemos llenar de alegría, amor y positivismo a los que amamos”. 



¿Qué es la maderoterapia? 

Es una técnica natural y efectiva que ayuda a regenerar el colágeno y elastina de la piel, al mismo tiempo que destruye la grasa localizada en el rostro y cuello. Surge como una alternativa en la terapia complementaria para la parálisis facial, contracción muscular involuntaria y actualmente, en pacientes que han tenido Covid.

Este masaje es muy usado en los tratamientos estéticos, donde se respeta las reglas dadas por la escuela clásica de dirección, intensidad, ritmo y tiempo.

La madera es un canal de energías

La madera es un elemento natural de la madre tierra, al serlo es un medio apto para trabajar una terapia que no solo aporta nuevas energías, drena bolsas, trabaja la adiposidad localizada y sirve para otros problemas; también brinda al terapeuta el elemento perfecto para canalizar y trabajar todo tipo de situaciones que trae consigo el paciente como: la ausencia del sueño, las lágrimas contenidas, líneas de expresión no profundas, parálisis facial y contracción muscular involuntaria.

Instrumentos

Un kit de maderoterapia facial cuenta básicamente de 7 piezas, entre rodillos (alisador, esférico, tallador, estriados), copa sueca, tabla facial, honguito, champiñón facial, miosferas activadoras. Cada maniobra realizada tiene un efecto y una función, es por ello que se combinan para obtener los mejores resultados.



Mito o verdad

¿Me va a doler? ¿Me dejará moretones? Preguntan las pacientes. La especialista responde: “esta como otras terapias no causan dolor ni mucho menos deberían dejar moretones, pues el diseño de cada herramienta, con la ayuda del aceite esencial y las maniobras adecuadas logran realizar en cada sesión lo que el diagnóstico facial previo, determina trabajar en cada zona, por ello no hay que temer al experto capacitado”.

Contraindicaciones

El madero no puede usarse en casos de: piel rosácea, telangiectasias, implantes de colágeno, ácido hialurónico, mesoterapia, cirugías estéticas recientes, acné, tumores, sensibilidad en la piel y piel seca.

Beneficios múltiples

Entre los provechos de esta terapia está la estimulación de la circulación sanguínea de los tejidos faciales, tonificación de los músculos del rostro, eliminación de tejido adiposo en el contorno del cuello y papada. Al igual que la estimulación de elastina, colágeno y vitamina E.

Maderoterapia aplicada a la estética

Tiene como objetivo mejorar el aspecto de la piel en el rostro, la elasticidad y firmeza, moldeando el contorno del rostro y los pómulos, trabajando las adiposidades localizadas en el maxilar inferior, descongestionando las bolsas y las ojeras.

Maderoterapia en la parálisis facial 

Es causada por daño o hinchazón del nervio facial, cuando una persona ya no es capaz de mover alguno o ninguno de los músculos del rostro, a parte del tratamiento es útil y recomendable realizar masajes con esta terapia para evitar una atrofia en la musculatura.

Fuente: Nidia Daniela Subirana Chávez, cosmetóloga certificada por el Sistema Plurinacional de Competencias (SPCC Serie “D” 0048792), experta en maderoterapia desde 2018. Cel 608-40709.


Comentarios