Escucha esta nota aquí

Hace un poco más de un mes que ganó el concurso universal de belleza en Hollywood, Florida (EEUU) y desde entonces Andrea Meza (27) además de recibir buenos comentarios también se lleva críticas. Recientemente fue porque sus seguidores consideran que en las redes sociales aparece demasiado con su novio estadounidense Ryan Antonio.

Se los ve caminando por los parques y por las avenidas de Nueva York, donde ella reside. En restaurantes y en museos, y hasta se tomaron fotos en el apartamento que le dieron los organizadores del certamen.



Sus fanáticos le dicen que es bella e inteligente, pero que deje de estar perdiendo el tiempo con su enamorado, que se dedique a cosas más productivas, que siga visitando medios de comunicación, que realice más sesiones fotográficas en la ciudad y que haga campaña para que la gente se cuide del coronavirus.

Luego de que le llegaran las críticas la mexicana contestó que cada quien decide como manejar su vida privada, que "uno de los grandes problemas que enfrenta la mujer en el ambiente laboral es que se piensa que si se tiene familia, novio, esposo o hijos, no va poder cumplir en un puesto importante por estar distraída. Muchas hemos demostrado que no es así y no deberíamos ser juzgadas por ese factor", dice la joven originaria de Chihuahua y que publica la revista People en español.



Meza manifestó que trabaja totalmente entregada a sus labores y que su tiempo libre lo maneja a su gusto, pues la imagen que quiere mostrar es de una mujer real que sabe mantener su equilibrio en la vida.

El novio de la Miss Universo tiene 32 años, es originario de Missouri (EEUU) pero vive en Florida y viaja seguido a Nueva York para visitar a Andrea. En su cuenta de Instagram tiene más de 250.000 seguidores y su contenido lo realiza mayormente en español, pues habla y escribe muy bien el idioma, y promueve que la gente también lo aprenda.



La Organización Miss Universo no se ha pronunciado sobre este asunto. Al parecer está de acuerdo con la mexicana, pues si no lo estuviese ya se lo hubiesen dicho, como pasó con otras reinas universales, a quienes llamaron la atención por algunas actitudes que no aceptaban de ellas.

Comentarios