Escucha esta nota aquí

Las llamas siguen avanzando en el Amazonas. El llamado "pulmón del planeta" lleva semanas ardiendo en Brasil y Bolivia. Una situación especialmente alarmante por la importancia medioambiental que tiene la mayor selva tropical del mundo.  

Precisamente por eso las celebridades se encuentran movilizadas y aprovecharon el tirón de sus cuentas en las redes sociales con miles de seguidores para denunciar la situación e incluso solicitar ayuda económica para la causa. Entre ellos, no se encontró en un primer momento Bernard Arnault, el hombre más rico de Europa y dueño de LVMH, el conglomerado de lujo al que pertenecen marcas como Louis Vuitton, Dior o Givenchy. 

Bernard fue criticado porque fue uno de los primeros en prestarse públicamente a ayudar con la restauración de Notre Dame cuando ardió parcialmente el pasado abril. No habían pasado ni 24 horas del suceso cuando Arnault anunció una donación de más de 200 millones de dólares al fondo destinado a la reconstrucción de esta joya del arte gótico. 

Ahora el grupo acaba de anunciar en su Instagram que también ayudará al Amazonas con una donación de 11 millones de dólares. "Unirse a esta iniciativa debe convertirse en un esfuerzo colectivo", dice el post.