La pareja pagó más de 60 millones de dólares por su nuevo hogar, sin conocer el pasado oscuro de los inquilinos anteriores

12 de junio de 2023, 18:58 PM
12 de junio de 2023, 18:58 PM

Jennifer López y Ben Affleck, luego de 9 meses de estar buscando el lugar perfecto, encontraron finalmente la mansión que se convertirá en su nuevo hogar. Sin embargo, la pareja no imaginó que esta lujosa vivienda esconde un historial de tragedias que ocurrieron con los antiguos dueños.

En 2004, esta impresionante quinta, valorada en ese momento en 14 millones de dólares, fue adquirida por Curtis Somoza, quien actualmente está cumpliendo una condena de 25 años de prisión tras ser acusado de estafa por medio del esquema Ponzi, según informó el diario La Opinión.

Luego de un tiempo, la mansión tuvo varios propietarios, entre ellos una empresaria coreana que la vendió sin más detalles al poco tiempo de adquirirla.

Estos dos inquilinos no fueron lo únicos. En 2015 hubo un hecho mucho más turbio, el príncipe saudí Majed Abdulaziz Al-Saud fue arrestado en esta lujosa mansión por la Policía de Los Ángeles y acusado de abuso sexual contra varias mujeres.

Según informó el portal TMZ, la mansión se había puesto a la venta en 2018 con un monto de 135 millones de dólares, pero al pasar tanto tiempo, empezaron las negociaciones en la que los actores pudieron adquirirla por unos 61 millones de dólares.