Escucha esta nota aquí

Anoche estuvo a punto de ganar la corona de Miss Universo, pero la delegada de México se le adelantó y se ciñó la corona. De todas maneras ser la primera finalista en este certamen de belleza, el más importante del planeta, es un gran privilegio, y la brasileña Julia Gama lo sabe y lo expresó a los medios de comunicación cuando concluyó el concurso.

La bella Miss Brasil, que tiene 27 años y mide 1,75 m, conoce Santa Cruz de la Sierra. Fue azafata en el stand de Opal en la Expocruz en 2015, por lo que tuvo la oportunidad de conocer la ciudad de los anillos, su movida nocturna y gastronomía.



En aquella ocasión tuvo contacto en varias ocasiones con el productor de modas Alfredo Solares, que la entrevistó para un programa de televisión y cuando regresó a su país siguieron en contacto. 

En aquella oportunidad Julia era una incipiente modelo en Brasil, tenía 21 años y soñaba con participar en certámenes internacionales de belleza.

"Le encantó Santa Cruz, su gente, su clima y quedó fascinada con la Expocruz, con todo el movimiento que genera y la importancia que se le da. Dijo que la ciudad se parecía a las urbes brasileñas, por la vegetación y su movimiento comercial y de farándula", contó Solares sobre la Miss Brasil.


Comentarios