Escucha esta nota aquí

Advertencia: Esta nota contiene 'spoilers' sobre el final de la serie de Juego de tronos. 

Sophie Turner, la actriz que le dio vida a Sansa Stark en la serie Juego de tronos, no está muy contenta con la petición en la página Change.org para que se rehaga la última temporada de la la saga de HBO. La solicitud hasta el momento ha obtenido más de 1,3 millones de firmas.

En una entrevista publicada en el diario The New York Times, Turner rechazó algunas de las reacciones negativas de los fanáticos de la serie. “Todas estas peticiones y cosas así, creo que son una falta de respeto para el equipo, los escritores y los cineastas que han trabajado incansablemente durante 10 años, y durante 11 meses en la última temporada, dijo la actriz británica.

“Al igual que las 50 y tantas sesiones nocturnas. Tantas personas trabajaron tanto, tan duro en eso, y que la gente lo critique porque no es lo que quieren ver es simplemente una falta de respeto”, recalcó.

La actriz también dijo que no estaba sorprendida por la hostilidad de algunos de los espectadores. “La gente siempre tiene una idea en sus cabezas de cómo quieren que termine un programa, y así, cuando no es de su agrado, comienzan a hablar sobre eso y a rebelarse". 

Por otra parte, Turner se mostró más que contenta con la forma en que su personaje terminó en la saga, como reina del norte. “Me encantó. Es el único lugar donde ella realmente se siente segura. Es el lugar donde ella es más capaz de gobernar. Sería una gobernante justa y amorosa, y es por lo que ha estado luchando durante toda esta serie: regresar a casa, proteger su hogar. Y finalmente lo consiguió”, confesó.

La petición en