Escucha esta nota aquí

Choi Jin-Ri (Sulli), integrante de la agrupación femenina F(x), fue encontrada muerta en su apartamento de Seongnam el lunes pasado junto con una nota en la que confesaba su depresión. Algo similar sucedió el 18 de diciembre de 2017, cuando el cantante Jonghyun de la ‘boyband’ SHINee se quitó la vida en la habitación de un hotel de Seúl. También él sufría de depresión.

Según reveló la prensa internacional, el entorno de estos jóvenes coincidió en que los suicidios pudieron estar motivados por la baja apreciación de sus logros personales, además de la presión que ejerce la industria del entretenimiento surcoreano.

Estas celebridades son entrenadas desde muy jóvenes en las agencias promotoras de grupos, donde la competencia por ser las más destacadas es el 'pan de cada día'. El bullying a través de las redes sociales es insoportable, como lo expresó en varias ocasiones Sulli.

En el pasado

Antes de Sulli y Jonghyun hubo otros casos que marcaron la historia de este género. Seo Jiwon fue de los primeros músicos coreanos en quitarse la vida por el temor de que su segundo disco fracase. Eso en 1996, cuando tenía apenas 19 años. 

De la misma manera, Jung Da Bin, otra artista de este género, se suicidó en 2007 por la terrible depresión que le causó la falta de trabajo y los ataques hacia ella. La actriz y cantante U;Nee también se quitó la vida ese año. Sus allegados aseguraron que fue por las críticas que recibía en internet.