Escucha esta nota aquí

ara nadie es desconocido que es una de las agrupaciones musicales más buscadas para amenizar las fiestas en este pueblo. No hay fin de semana que la  fanpage de Poker no se inunde de fotos de los buris a los que ha asistido. Un show, que incluye hasta baile, es lo que busca la gente para que su ‘matriqui’ o ‘cumple’ quede guardado en el recuerdo de sus invitados.
Si bien hoy disfrutan del resultado de su trabajo, Poker ha pasado por altibajos, como cualquiera, a lo largo de sus 20 años sobre el escenario. Los comparten con sus seguidores.

1.- Vinieron de afuera. Poker nació en 1997, en Tucumán (Argentina). En 2001, huyendo de la crisis económica del país vecino, los cuatro integrantes originales se vinieron a Bolivia. Durante seis meses tocaron en diversos boliches, pero tres de ellos se regresaron, Juan Carlos Narbaja se quedó y buscó músicos bolivianos para continuar con la agrupación.

2.- Demostrando talento. Las primeras cinco actuaciones en Bolivia fueron gratis en Voodoo, que les abrió las puertas para darse a conocer.

3.- Con pura alegría. Según sus integrantes, fue el primer grupo en hacer la famosa hora loca en Bolivia.

4.- El cuento del tío. Su single Ubalele tuvo sus momentos duros. Fueron estafados en Estados Unidos por una persona que contrataron para la gira de medios, pero llegaron allá y no había dicha gira.

5.- ¿Gajes del oficio? En una actuación, la tarima de dos metros de altura se partió por la mitad, Juan cayó  y se quebró la clavícula.

6.- Con petaca incluida. Vanessa, en sus dos embarazos, cantó hasta los ocho meses y medio de gestación.

7.- El comienzo de su éxito. Ubalele era un jingle y terminó ingresando a la lista de las canciones más pedidas en el canal de música HTV.

8.-¿Confianza? Ni en la camisa. Fueron estafados por mucho tiempo por su contador.

9.- Víctimas de la inseguridad. Saliendo de tocar de un bo-liche fueron asaltados por seis hombres armados. A Juan le pegaron y lo dejaron inconsciente.

10.- Sus primeros pininos. Vanessa entró a trabajar a Poker cuando aún estaba en el colegio, a los 16 años.

11.- En los mejores eventos. El primer matrimonio en el que tocaron fue en el de la conductora de TV Verónica Larrieu.

12.- No solo es recibir. Poker también dedica tiempo en realizar acciones solidarias. Actualmente son padrinos del hogar de niños Padre Alfredo.

13.- Un cambio radical en su vida. Juan, antes de crear la agrupación, estudiaba para sacerdote, incluso vivía en una parroquia en Buenos Aires.

14.- Siempre con el micrófono. Durante su niñez y adolescencia, Vanessa cantaba en la Iglesia de su barrio acompañando a su padre.

15.- ¡Qué sorpresa! Una noche, tocando en un matrimonio, subió un invitado de la fiesta y le pidió matrimonio a la vocalista.

16.- Brillos para el escenario. Vanessa cuenta con más de 200 vestidos y una gran cantidad de pares de zapatos para lucir en sus shows.

17.- ¿El mal de todos los que ingresan? Cuando Poker llegó a la frontera, Juan estuvo tres días en Yacuiba sin poder pasar los equipos.

18.- Se lanzó al estrellato. Juan llegó a Bolivia con $us 100 en el bolsillo y sin tener ningún contrato para tocar en el país.

19.- No eran vistos con buenos ojos. En sus inicios, el grupo fue duramente criticado por otros artistas. “Decían que éramos más payasos que músicos”, recuerdan.   

20.- Larga lista de espera. A Poker lo contratan hasta con dos años y medio de anticipación.  Así que si querés que ellos amenicen tu fiesta ¡andá buscándolos!  

Comentarios