Escucha esta nota aquí

Un arcoíris llegó al salón de eventos del supermercado Fidalga Equipetrol y se convirtió en un desfile de modas, en el que Rodolfo Pinto presentó la primera versión de su colección de temporada Aguililla

Se trata de vestidos inspirados en el tradicional tipoy, que se convierten un prendas coloridas y modernas, rescatadas por este diseñador cruceño y puestas en una pasarela.

El desfile tuvo lugar la noche del miércoles. Se vieron 30 prendas, algunas cortas y otras largas, de diversos colores, como el rojo, verde, naranja, blanco, amarillo y estampados florales. Muchas de ellas tenían faldas amplias que le permiten tener fluidez, además de los volados, que caracterizan a la vestimenta típica de la mujer del oriente boliviano. Dos tipoy de gala, uno que abrió y otro que cerró el evento, causaron admiración entre el público.



Al inicio, como intermedio del show y al final, se presentaron danzas típicas cruceñas, destacando la presencia de los yarituses. Luego de concluido el evento los anfitriones ofrecieron canapés típicos, acompañados de chicha camba. 

Al ingreso del local se dispuso un espacio decorado con flores, frutos y plantas de la región, además de máscaras de los abuelos chiquitanos, en donde los asistentes podían tomarse fotos.

Rodolfo Pinto comentó que siempre quiso tener su propio desfile de modas en el que pueda mostrar sus creaciones. Dijo que una vez estaba en su casa, descansando y empezó a pensar que podía hacer para elaborar una colección, en que se podría inspirar. En un perchero estaba colgado un bonito tipoy y, viéndolo, pensó que esa prenda podría ser la base de sus vestidos.



Y así fue. Investigó sobre el tipoy, recurrió a otras personas, les comentó sobre su idea y todos le dijeron que era hermoso, que elabore una colección inspirada en este traje regional, sin que sea una vestimenta folclórica, pero sin perder su esencia. Así nació Aguililla by Rodolfo Pinto, que se hizo realidad y que ya fue presentada al público.

Cree que el tipoy es una vestimenta hermosa, que sienta a la mayoría de las mujeres, ya sean delgadas o gorditas, pues estiliza la figura femenina. Pueden ser cortos o largo, de un solo color o estampados, y nunca le debe faltar los volados. 



Una de las modelos en pasarela/ Fotos: Guillermo Vila


El diseñador manifestó que no fue fácil, que se topó con varios obstáculos, sobre todo económicos y relacionados con la pandemia, pero como lo que más tenía era entusiasmo y fuerza, insistió, logró diseñar, confeccionar y presentar sus prendas. Dice que cuando una puerta se cierra, se abren 10 más, que así sucedió con él y su trabajo.



Pinto está pensando que Aguililla se convierta en una marca. Que hayan más desfiles de modas en otras temporadas, para revalorizar las prendas tradicionales del oriente boliviano, pues cree que un pueblo nunca debe perder su identidad cultural, que incluye la forma de vestirse.


Comentarios