Escucha esta nota aquí

"Encontré otro cuarto de hora de vida", decía Pippo Galarza, el peinador de reinas, en julio del 2018, luego de seguir su tratamiento de diálisis, meses después de ser diagnosticado con insuficiencia renal. Enfermedad que se sumaba a la diabetes que ya enfrentaba varios años atrás. Hoy, 27 de diciembre de 2020, pasado el mediodía, se confirmó el fallecimiento de Galarza. 

"Voy regularmente a los controles y he hallado otra vida. Cuando estoy donde el doctor Herland Vaca Díez me encuentro con mis amigos y cuando ya no voy nos extrañamos. Si antes pensé que se me había acabado mi cuarto de hora de vida, ahora encontré otro cuarto más", manifestó en aquel entonces. 

Ese mismo año, Pippo reveló que una vez se descompensó porque se elevó demasiado su azúcar y tuvo que usar una vieja silla de ruedas que tenía guardada en su casa.

Dos años antes, en 2016, comentaba "Sigo siendo ‘Pippo’, el peinador de reinas, porque así me llamó la prensa. Me lo dice el taxista y la casera vende frutas”. 

Ese título se va a ir conmigo cuando me muera. Quizás vengan otros mejores, pero jamás iguales. Quiero que me recuerden como ese garzón que servía patos”, agregó.

En sus inicios, desde sus nueve años, Galarza  fue el garzón del restaurante de patos de su padre. 

En julio de este año, Galarza fue también diagnosticado de coronavirus, por lo que tuvo que ser internado en el hospital San Juan de Dios.


Comentarios