Escucha esta nota aquí

Los duques de Sussex se tomaron en serio las medidas para proteger su privacidad. Después de haber confirmado que tomarían acciones legales en contra de los portales de farándula británicos, ahora se sabe que contrataron a Keith Schilling, un abogado conocido por ser un 'depredador' de la prensa farandulera. 

El famoso 'depredador'

Keith Schilling es socio principal y cofundador de Schillings, considerado el bufete de abogados más prominente en Inglaterra. Desde su creación en 1984 se dedica a salvaguardar la reputación y los derechos de privacidad de celebridades, corporaciones internacionales, marcas, así como negocios de alto perfil y figuras políticas. 


Según el diario The Guardian, Schilling es un hombre hecho a sí mismo, ya que su padre estuvo desempleado por muchos años y su madre trabajaba en la cadena de supermercados Sainsbury’s.   


Schilling dejó la escuela a los 15 años para emplearse en un bufete. Luego se inscribió en la universidad y completó sus estudios en cuatro años. Permaneció en ese bufete durante 12 años, pero justo un año después de convertirse en socio allí, decidió marcharse y emprender su camino en solitario. Tenía 28 años.

 

Entre sus primeros clientes estuvieron Jack Nicholson, Rod Stewart y Sean Connery. 

Sus casos más famosos

Schilling trabajó para la escritora de la saga de Harry Potter, J.K. Rowling, que se querelló contra un medio por publicar una foto de su hijo sin consentimiento.  

También defendió al ciclista Lance Amstrong cuando se enfrentó a las acusaciones de dopaje en el libro L.A. Confidential.