Escucha esta nota aquí

Adele y su ahora exesposo, Simon Konecki, se separaron en secreto en 2018. Salió a la luz que la cantante no firmó un acuerdo prenupcial y que, ahora, el padre de su hijo podría quedarse con gran parte de la fortuna que ella recaudó en los últimos años. De acuerdo con The Sun, la cantante podría tener unos 200 millones de dólares.

"Adele y su pareja se separaron. Ambos están comprometidos a criar juntos con amor a su hijo Angelo", indicó el comunicado divulgado por los agentes de la cantante con el que anunciaron el divorcio.

La ganadora de 15 premios Grammy se casó en 2016 en una ceremonia secreta, tras cinco años de relación. El enlace lo confirmó la propia protagonista, durante un discurso pronunciado en una ceremonia de los premios Grammy en 2017.

 

Comentarios