Escucha esta nota aquí

Estamos acostumbrados a verlos en fiestas, en los escenarios de eventos animando con su música y haciendo bailar a todos. Esta vez la situación es diferente, y es que estos artistas están en emergencia y piden a las autoridades nacionales un trato considerado en el pago de impuestos, acorde con su realidad e ingresos económicos.

Estuvieron en nuestro Café de la Siesta los directivos de la reciente creada Federación de Artistas Unidos de Santa Cruz, Maykol Negrete, secretario ejecutivo de la institución; Evaldo Antelo; José Luis Ayala; Gilman Martínez, y el abogado Giovanny Encinas, que los asesora en los asuntos legales. 
Compartimos con nuestros invitados un aromático café, acompañado de ricos horneados típicos, además de chicha camba y mocochinchi.

Nos comentaron que están muy preocupados por su situación tributaria. Expresaron que su realidad económica no es buena, que la mayoría de los músicos no viven de su arte, que realizan otras actividades laborales para mantener a sus familias.
Sobre los impuestos, manifestaron que, como todos los trabajadores, están dispuestos a pagarlos, pero proponen la creación de un régimen especial para tributar.

Explicaron que sus ingresos económicos no son altos y que tienen costos elevados, por lo que no sería justo que paguen impuesto igual que otros sectores que registran mayores ganancias.
También dijeron que “no puede haber deberes sin tener derechos”, que los músicos están desprotegidos, no tienen seguro médico ni jubilación, y reclaman por ello.

Esperan reunirse con el presidente del Estado, Evo Morales, para contarle la realidad de los músicos bolivianos y llegar a un acuerdo tributario.

La emergencia los unió

Antes del problema de los impuestos, los músicos cruceños no tenían una entidad que los aglutine y fue esta emergencia que los hizo reunirse y organizarse, contó Evaldo Antelo.
Han formado la Federación de Artistas Unidos de Santa Cruz, una inédita institución que aglutina a músicos, bailarines, escritores, actores, titiriteros y artistas en general. En los otros departamentos del país también se han organizado, y todos conforman la Confederación de Artistas de Bolivia. Ya suman miles en la lista.

Entre café y café, y compartiendo una amena charla, ‘el tiempo se fue volando’. Los artistas expresaron que se mantendrán firmes por sus derechos y abiertos al diálogo, y creen que pronto habrá solución a este conflicto. 

Comentarios