Escucha esta nota aquí

El amor de su vida es el periodismo. Lleva ejerciéndolo más de 30 años y, tras su salida de CNN en 2016, demostró que es capaz de reinventarse en él. Lucía Navarro es un ícono en su oficio,con tres premios Emmy al periodismo de investigación en su haber, pero también es una caja de sorpresas, que reveló en un video para SOCIALES.

La mexicana confesó que renunció desde muy joven a las fiestas, al tiempo con su familia y que en muchas ocasiones arriesgó hasta su integridad y la de su equipo para lograr los galardonados reportajes. También se declaró una amante de los zapatos y creadora de sus looks, "no dejo que nadie me costure ni un botón", asegura tajante.

Su experiencia en la televisión le dio las armas para empezar un nuevo ciclo, el de conferencista sobre medios de comunicación y empoderamiento de la mujer, por eso visita Bolivia.

Próximamente lanzará un libro con su testimonio de vida.

Hay mucho más. Entérate.

Comentarios