Escucha esta nota aquí

La segunda temporada de Luis Miguel, la serie llega a su fin este domingo, en la que se espera sean revelados más detalles sobre la vida privada del popular cantante.

La serie mantuvo la atención de la audiencia durante los primeros dos episodios, luego provocó una serie de comentarios en contra, por tener episodios flojos y sin grandes confesiones, lo que decepcionó a una parte de la audiencia.

Este domingo se transmite el octavo capítulo, que será el último de la segunda temporada, donde llegará el fin para varios personajes, y, quizá,  de pie a otros para una posible tercera temporada.

En ese sentido, la cuenta oficial de Twitter de la serie publicó un adelanto de lo que será el último episodio de la temporada con algunas escenas muy importantes para la trama.

En primera instancia, hay una confrontación entre Luis Miguel y su abuela frente al pequeño Sergiño, seguramente por el asunto del disco que la mamá de Luisito Rey  quiere que grabe su nieto y al que Micky no quiere acceder.

En otra escena, vemos a la hija de Luis Miguel besándose apasionadamente con el representante de El Sol a mediados de la primera década de los 2000.

Por último, el Luis Miguel de los 90 se enfrenta a una nueva pelea con Erika, quien parece que volverá a abandonarlo luego de que en el capítulo pasado Micky llegara tarde a la cena con sus papás.

Algunos villanos se perfilaron como Lola Casamayor (Matilde), quien pasó de ser una abuela aparentemente preocupada por el bienestar de Sergio, su nieto menor, a una mujer capaz de extorsionar a su propia familia para mantener un nivel de vida al que se negaba a renunciar. 

También, Pablo Cruz Guerrero (Patricio Robles), que hizo todos los movimientos necesarios para convertirse en el hombre de confianza de Luis Miguel en un momento clave de su carrera.

Sin escrúpulos, lo hizo romper con sus grandes pilares del pasado para embarcarse en una nueva etapa de su carrera en la que su vida personal, una vez más, volvía a ser lo menos importante. 

Y finalmente, Juan Ignacio Cane (José Joe Pérez) acompaña a  Luis Miguel en estas dos líneas de tiempo en donde vemos como poco a poco va creciendo y ganando poder dentro del círculo profesional del cantante y de cómo su ambición tuvo graves consecuencias en la vida de Micky.

Comentarios