Escucha esta nota aquí

El futbolista uruguayo Luis Suárez y su esposa, Sofía Balbi, celebraron este jueves la renovación de sus votos para conmemorar sus 10 años de matrimonio en un hotel situado a pocos kilómetros de Punta del Este (Uruguay).

"Es un día importante para nosotros", afirmó el jugador del Barcelona cuando posó para las cámaras y agradeció a los periodistas allí presentes "por la privacidad" que la pareja pudo disfrutar en los días previos a la fiesta.

Además, el delantero uruguayo resaltó "todo el esfuerzo" que hizo cuando era pequeño de "caminar mucho" y "pasar dificultades" para poder llegar hasta el lugar donde se encuentra.

Balbi, por su parte, señaló que existen "un montón" de diferencias entre la boda que celebraron 10 años atrás y la renovación de votos de esta jornada, entre ellas la presencia de sus tres hijos, Delfina, Benjamín y Lautaro.

Después de hablar con la prensa en una carpa situada junto al hotel Fasano, donde se celebra el encuentro, Suárez, vestido con un traje de Dolce & Gabanna azul con camisa blanca y corbata oscura, y su esposa, con un delicado traje blanco de la firma española Yolancris, accedieron al recinto desde donde se lanzaron fuegos artificiales.

Algunos de los invitados, como el futbolista argentino Lionel Messi y los españoles Jordi Alba y Sergio Busquets, todos ellos compañeros de Suárez en el Barcelona, se acercaron al lugar donde se encontraban los periodistas para ser fotografiados.

La organización del evento confirmó que, tras la ceremonia, los protagonistas compartieron una cena y una fiesta con música en vivo, con las actuaciones de la uruguaya Manuela Bervejillo, la colombiana Karol G y el argentino Pablo Lezcano.