Escucha esta nota aquí

No es la primera vez. La tensión entre Donald Trump y su esposa, Melania, se hizo más que evidente estos meses de presidencia del republicano. El último episodio ocurrió este lunes en Israel cuando la Primera Dama, con una palmada, rechazó dar la mano a su marido mientras caminaban junto a Benjamin Netanyahu y su esposa, Sara, a su llegada en visita oficial.

 

La pareja ya mostró su distanciamiento en otras ocasiones. A principios de mes, la cuenta oficial de Melania en Twitter le dio un 'Me gusta' al mensaje de un escritor que se refería a la mala relación entre la pareja ¿accidental?. Durante la posesión del republicano en enero, numerosas imágenes circularon por las redes sociales mostrando los gestos incómodos de Melania hacia su marido.

Además, ella trató de mantenerse al margen de los comentarios y las polémicas de Trump desde que llegó a la Casa Blanca. El perfil de la primera dama se conservó bajo en comparación con otras como Michelle Obama o Laura Bush. También estuvo marcado por sus las pocas apariciones junto al presidente en eventos y ceremonias. La pareja tampoco comparte casa. Hasta junio, ella continuará residiendo en Nueva York hasta que acabe el curso escolar de Barron, el hijo de la pareja.

Podría interesarteEl Daily Mail indemniza a Melania Trump por decir que ejerció la prostitución

Comentarios