Escucha esta nota aquí

Cansada de las críticas por su actitud después de la separación de Liam Hemsworth, Miley Cyrus posteó en su cuenta de Instagram una carta abierta para detener los rumores de su infidelidad. 

"Puedo aceptar que la vida que he escogido significa que debo vivir completamente abierta y transparente con mis fans, a quienes amo. Lo que no puedo aceptar es que me digan mentiras y deba pagar por un crimen que no cometí. No tengo nada que esconder", inicia la intérprete de Malibú

La también actriz admite haber vivido hasta los 20 años una vida de fiestas, con el uso constante de la marihuana y otras drogas, lo que provocó que pierda un gran trabajo con la multinacional Walmart. Además, confiesa que en sus relaciones pasadas fue infiel.  

Por si eso fuera poco, la joven de 26 años, cuenta que una vez reconciliada con Liam ella se tomó en serio el compromiso. "No soy perfecta, he madurado. Me niego a admitir que mi matrimonio con Liam terminó por una infidelidad. Amo a Liam y siempre lo haré", agrega. 

La cantante estadounidense también deja entrever que fue ella la que decidió romper su matrimonio con el actor australiano. "En este punto tengo que tomar una decisión saludable por mí misma. Estoy más saludable y feliz, como no lo he estado durante mucho tiempo. Pueden decir que soy una marihuanera y bocona, que hace twerking, pero no soy una mentirosa", finaliza Cyrus.  

Este pronunciamiento de Miley llega después de que Liam pidiera el divocio tras ocho meses de casados. 

 Mirá el post: 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Miley Cyrus (@mileycyrus) el

Comentarios