Escucha esta nota aquí

Las dimensiones que está alcanzando el evento Diseño & Autores Bolivianos fueron muy bien aprovechadas por sus organizadores, Juan Carlos Pereira y Andrés Jordán, que cumplieron una intensa agenda de actividades para resumir en seis días y en dos ciudades la visión de la moda nacional y su evolución.

Diez diseñadores nacionales se unieron a ellos para cumplir por quinta vez el desafío. Casi una docena de columnistas y fotógrafos de prestigiosos medios, como Vogue, Elle y GQ, se llevaron a sus países las imágenes de la indumentaria originaria de oriente y occidente, pero también de la gastronomía de ambas regiones, sus sitios turísticos y las propuestas de jóvenes diseñadores bolivianos que se atreven a proponer y a transgredir sobre la pasarela.

Sobrevuelo por Santa Cruz

El sábado, durante todo el día, los patios y las galerías del tradicional colegio Nacional Florida fueron la sede del evento fashionista. En la primera parte del programa, los entendidos en moda, influencers y equipos de prensa vivieron la experiencia ‘contemplation’, que paseó entre los invitados los trajes de las mujeres originarias de oriente y de occidente.

Luego, compartieron un café de la siesta, con chicha, café y delicias horneadas. Después de ese derroche cultural, el público se trasladó al segundo patio del centro educativo, donde disfrutaron de un concierto del Ensamble de Chiquitos, que fue sonoramente aplaudido, especialmente por los invitados del extranjero. Acto seguido, la pasarela fue tomada por 10 diseñadores de Santa Cruz, Cochamba y La Paz, que mostraron desde vestidos de noche hasta un traje de novia elaborado con tejidos de alpaca. 

Muchos asistentes tuvieron que apreciar el desfile de pie, pues hubo muy buena convocatoria. Lo más aplaudido de la noche fueron Kuña, una elegante y femenina propuesta de Éricka Suárez Weise, y Viento, de Deanna Canedo, la heredera de Beatriz Canedo Patiño. Ellas abrieron y cerraron el desfile, respectivamente. También destacó Mística, de Luis Daniel Ágreda, que en esta oportunidad tomó riesgos más grandes en cuanto a cortes y, nuevamente, sorprendió con estampados que reflejaron las danzas y tradiciones de Moxos. 

Despedida. Los 10 diseñadores se despidieron con un recorrido sobre la pasarela. El público los ovacionó por la diversidad e innovación de sus propuestas
Kuña. Vestido de la colección de la talentosa Éricka Suárez, que se destaca por los flecos y el degradé. Ella mostró 17 looks en pasarela
A. Van dijk jeans. Un conjunto monocolor de dos piezas, creación de la diseñadora Antoinette van-Dijk

Comentarios