Escucha esta nota aquí

Lo engañaron. Le dijeron que estaba invitado a una cena y él se creyó el cuento. Cuando el médico sucrense Rodolfo Urioste llegó al salón de eventos Voga’s sus amigos salieron a su encuentro y lo emocionaron con un ensordecedor “¡Feliz cumpleaños!” Observó y la decoración era de su agrado, porque es un motoquero apasionado. Había motos y detalles en blanco y negro. Esa noche unos 100 invitados se movieron al ritmo del grupo de Abel Ribera. Las fotografías llegaron en la madrugada.

Comentarios