Escucha esta nota aquí

En 2013, el nombre de Katerine Medel se oyó en todo Chile por ser una víctima más de la violencia contra la mujer, pero que vivió para contar y luchar contra los abusos que muchas veces son silenciados o ignorados.

Hoy, casi nueve años después del ataque de su expareja, que le disparó dos veces en plena calle y que la dejó tetrapléjica, Katherine vuelve a creer en el amor y busca a un compañero en "amistad, familia y corazón" a través de las redes sociales. 


Fue hace pocas horas que Katerine realizó una emotiva publicación en el grupo de Facebook No a la Violencia Contra la Mujer, en el que víctimas de todo el mundo buscan contención y empatía con historias a cuales más duras.

"Hace 8 años tuve un accidente, mi expareja quiso matarme por celos enfermizos, me disparó en la cabeza y él se mató pensando que me había matado, pero quedé viva gracias a Dios (...) Todos estos años no he tenido nada serio y hoy busco el amor en amistad, familia, hija y el corazón. Tengo 32 años y soy tetrapléjica estable", publicó la joven, generando decenas de comentarios.

Mujeres de diferentes países respaldaron a Katerine a seguir buscando un amor sano y, además, agradecieron que comparta su historia y aliente a no callar abusos.

Y es que Medel, desde su recuperación, emprendió una cruzada contra la violencia de género con entrevistas y charlas en las que contó cómo lo que empezó con celos y control en su relación, terminó con un intento de feminicidio. 

"Si sobreviví, creo que lo hice para contar esta historia. No dejes que te controlen, que te digan cómo vestirte. Un insulto, un grito, no lo dejes pasar. No dejes que te digan que la culpa es tuya, que eres la loca", declaró a CNN en 2018.

"Los disparos me pueden haber quitado muchas cosas, como la posibilidad de abrazar a mi hija, pero lo que nunca me van a quitar es la voz y con esta voz te digo que no lo dejemos pasar más ¡Nunca más!", agregó.


Comentarios