Escucha esta nota aquí

Posiblemente todo lo que use Naomi Campbell se convierta en tendencia, pero en este caso fue de manera negativa. La legendaria modelo causó controversia al lucir una falsa herida de un tiro durante la Semana de la moda de Londres. 

"Esto parece poco más que una autopromoción insípida de Campbell, considerando la hipocresía de su postura sobre el control de armas. Las víctimas de la violencia armada no pueden quitarse las cicatrices de la forma en que puede quitarse el vestido", dijo al diario Daily Mail, Jack Crozier,  hermana du uno de los 16 niños asesinados en la masacre de Dunblane en 1996. 

"Esto es un insulto para cada persona cuyo hijo ha sido asesinado en el Reino Unido. Odio cuando las celebridades piensan que es genial dar glamur al crimen armado, es asqueroso'', mencionó Lucy Cope, que fundó Mothers Against Guns UK después de que su hijo fuera asesinado a tiros en Londres en 2002. 

Campbell, de 49 años, insistió que con el vestido de agujeros de bala que usó en un evento para su organización benéfica Fashion For Relief estaba haciendo una declaración política. “Este vestido no se trata de glamur de crímenes de armas de ninguna manera. Es una declaración artística. Quería apoyar a la joven diseñadora británica Mowalola Ogunlesi, que está haciendo un gran trabajo y le apasiona sacar a la luz un problema tan grave a través de sus diseños”, afirmó Naomi Campbell.

 

Comentarios