Escucha esta nota aquí

Su fórmula es el secreto mejor guardado del emporio Chanel, jamás la han hecho pública y desde que se creó, hace exactamente 100 años, no ha variado en nada y mantiene le mismo diseño de su frasco. El perfume No. 5 es considerada la fragancia más usada del mundo, ninguna otra se ha mantenido en el tope de las preferencias durante un siglo.

Cuenta la historia, mezclada con un poco de mito, que en 1921, en Niza, la diseñadora de modas francesa Coco Chanel conoció al perfumista Ernest Beaux, que había trabajado para en la corte de los zares rusos, y le pidió que le prepare un perfume único, que sea agradable, elegante y diferente a todos los demás.



Le entregó 10 propuestas, cada uno en un frasco con un número diferente
. Luego de olerlos varias veces, de darle a probar a sus asistentes, la diseñadora escogió uno que le fascinó. Era el número 5, y se quedó con ese nombre. Casi de inmediato elaboró los bosquejos de una botella de cristal sobria y minimalista, lo pasó a su equipo de asesores y la aprobaron.

Así nació el perfume No. 5 de Chanel. Su fragancia nunca cambió, ni su frasco. Fue sacado a la venta y de inmediato se convirtió en un fenómeno, todas las mujeres elegantes y famosas lo querían usar y pasó a ser un ícono de la perfumería universal.

Coco Chanel tuvo que esperar 20 años para recibir las ganancias por la venta de su perfume, pues antes todo se quedaba con los distribuidores y revendedores. Después pidió que se fabriquen frascos de la fragancia en tres tamaños,  grande, mediano y uno chico que pueda entrar en las carteras de las mujeres.



Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, los soldados estadounidenses que estaban en París compraron varios perfumes Chanel para regalárselos a sus esposas o a sus novias, pues se había convertido en un objeto del deseo de las mujeres, cuenta el diario El País.

Lo usa la reina Isabel II de manera discreta. Las modelos más famosas lo llevan en sus carteras, lo mismo que la actrices y celebridades internacionales. 

La confesión de una diva

Una vez le preguntaron a la mítica Marilyn Monroe qué llevaba cuando se metía a la cama para dormir, ella dijo que nada, solo unas gotitas del perfume No. 5 de Chanel.

Los rostros más famosos han sido utilizados para promocionar esta fragancia. Chanel renueva contrato cada cinco año con sus modelos, entre ellas Giselle Bundchen, Cindy Crawford, las legendarias Elizabeth Taylor y Sophia Loren también lo fueron, además de Catherine Deneuve, Carole Bouquet, Nicole Kidman y Marion Cotillard. La princesa Carolina de Mónaco confesó que es su fragancia preferida.



El único hombre que prestó su imagen para una campaña publicitaria de este perfume fue Brad Pitt
, en 2012, que tuvo buenos resultados, pues luego aumentaron notablemente las ventas. Sin embargo, la casa Chanel nunca más contrató a otro varón.

La venta de esta fragancia es incontable. No existe un registro de cuántos frascos se han comercializado en estos 100 años, sin embargo, la revista Harper Bazaar asegura que cada 30 segundos una persona compra el perfume. La empresa que maneja el No. 5, que está separada de la casa de alta costura, está valorada en 28.000 millones de dólares.

Comentarios