Escucha esta nota aquí

La estrella de Hollywood Natalie Portman deslumbró este domingo en el Dolby Theatre en el que tiene lugar la mayor gala del cine a nivel mundial. Durante su paso por la alfombra roja de los premios Óscar, la actriz envió un mensaje claro contra la Academia de Hollywood.

La ganadora del premio Óscar en 2010 se llevó todos los flashes por el detalle en la capa de Dior que lució en la gala: incluyó en su bordado a las directoras de cine que no fueron nominadas. Entre los nombres aparecían: Greta Gerwig (Mujercitas), Lulu Wang (The Farewell), Lorene Scafaria (Estafadoras de Wall Street), Marielle Heller (Un amigo extraordinario), Mati Diop (Atlantique) y otras más. 

“Quería reconocer de manera sutil a las mujeres que no fueron reconocidas por su increíble trabajo este año”, explicó la actriz de origen israelí en diálogo con la prensa.

La capa que envolvió su vestido de Dior obra de Maria Grazia Chiuri llevó nada más y nada menos que los nombres de todas las directoras que no fueron reconocidas. El contundente gesto de la actriz al movimiento feminista fue de lo más hablado en las redes sociales.

Así la intérprete, una de la fundadoras y líderes del movimiento Time’ Up, reivindicó a las colegas que fueron ignoradas a mejor dirección. No es la primera vez que Portman deja en evidencia su molestia con la industria por la falta de posibilidades y apoyo a las mujeres.

La realizadora californiana Kathryn Bigelow es la única mujer en ganar el premio a mejor dirección en la historia de los premios de la Academia de Hollywood. Recibió un Óscar en 2010 por The Hurt Locker y también se llevó una estatuilla como mejor película.

La actriz siempre que puede expone públicamente su malestar por la falta de equidad de género en Hollywood. En 2018, al anunciar los resultados de la categoría de Mejor director destacó que el premio se definía únicamente entre varones. “Aquí los nominados, exclusivamente masculinos”, dijo la estrella de 38 años ante el público del Dolby Theatre.

Acompañada por su marido, el bailarín y coreógrafo francés Benjamin Millepied, Portman complementó su look con unos aretes dorados y un maquillaje muy natural. Su cabello corto estuvo peinado con un estilo muy sencillo, solo con ligeras ondulaciones.