Escucha esta nota aquí

Solo Fátima Jordán y Luis Fernando Camacho saben qué los hace reír tanto. Esa es la respuesta a la pregunta sobre ¿qué le dijo la novia al gobernador?

Ni siquiera Pablo Manzoni, el fotógrafo de la pareja, sabe qué secretos les arrancaban tantas sonrisas, solo se limitó a hacer su trabajo, captar el momento, que se prolongó por dos horas, en una casa quinta por el quinto anillo.

Manzoni, su ayudante, y una asistente de Rosa y Gris, la tienda donde se compró el vestido, fueron los únicos presentes. Ni siquiera la familia de los novios asistió a la sesión de fotos, que se llevó a cabo el domingo anterior a la boda, organizada por Gastón Serrano.

"Solo les pedí que se vean muy naturales, no tengo idea de qué cuchicheaban", dijo Pablo, que disfrutó mucho con los primeros planos de la pareja. "Soy muy de expresiones, de mostrar a la pareja de la forma más natural posible. Noto que Fátima es una persona que da mucha paz, y que él se siente muy cómodo, siento que hay una conexión muy grande entre ellos, una armonía y equilibrios únicos en la relación. Todo eso hizo que las fotos sean tan, pero tan naturales", afirmó Manzoni. 

Lo que sí queda claro es que muchos políticos, vecinos, y hasta detractores, se quedarán con las ganas de saber qué se decía la pareja cómplice.

Comentarios