Escucha esta nota aquí

eltiempo.com

Salió a la luz el millonario salario que ganaba la conductora Laura Bozzo por ser la titular de un ‘talk show’ en TV Azteca, una cantidad realmente sorprendente, más ahora que la célebre presentadora peruana, que se autodenomina la “abogada de los pobres”, fue acusada de fraude fiscal por parte del Servicio de Administración Tributaria de México –SAT-.

Bozzo hoy está fugitiva, ya que hay una orden de aprehensión contra ella por supuestamente vender una vivienda incautada.

La cifra la dio el productor Roberto Romagnoli en una entrevista, en la cual aseguró que la presentadora es una “malagradecida” y que no supo ser su amiga.

Romagnoli fue uno de los productores de televisión que llevó a Laura Bozzo a Tv Azteca, en México, en 2009, y ahora que ella está en líos judiciales por un tema de evasión fiscal, concedió una entrevista con TVyNovelas en la que recordó cómo fue esa relación y lo mal que terminó.

“Le volví a dar auge a su carrera. Ella estaba destruida, sin pasaporte para salir de Perú, y le remonté su carrera en México desde cero, y la hizo cenizas”, recordó el productor, que dijo que tal sería la crisis de la presentadora que llegó “sin dinero y totalmente arruinada” a ese país.

Bozzo es quizá la figura televisiva peruana más conocida a nivel internacional. Ella domina el género de los ‘talk show’, que la llevó a la cima del éxito a finales de los 90, luego de haber conducido modestos programas en el canal peruano Panamericana Televisión y la extinta RBC.

Hoy, la presentadora es toda una diva en México, no obstante nunca ha estado librada de polémicas. Tuvo una amistad cercana con el exasesor del entonces presidente Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos, y por esa relación fue condenada en 2005 a cuatro años de prisión suspendida por los delitos de peculado y asociación ilícita para delinquir.

Romagnoli explicó que
luego de haberle tendido la mano a Bozzo cuando más lo necesitaba, ella lo dejó sin siquiera agradecerle, pero que ahora que está en problemas con la justicia lo quiso volver a contactar.

“A principios de año me mandó un mensaje porque quería retomar la relación. No le hablé nunca más porque me enojé, me sentí mal porque fue muy malagradecida”, comentó.

En Azteca, dijo el productor, “Laura llegó a ganar 100.000 dólares al mes”. La decepción que mostró Romagnoli frente a Bozzo es la misma de la que habló el productor mexicano Federico Wilkins, quien en una entrevista anterior con ese medio aseguró que trabajar con ella “fue un infierno” al que no regresaría jamás.

“En la primera semana de transmisión en vivo por Canal 2 dijo, al aire, que los técnicos de Televisa no servían. Una falta de respeto enorme a la empresa que le abrió las puertas”, puntualizó Wilkins en su momento.


Comentarios